Tragicomedia de lo cotidiano

Hay fotógrafos que nunca o casi nunca tuvieron que salir de su ciudad natal para representar las aventuras y desventuras de los ciudadanos atados a diferentes normas, leyes o contradicciones de la vida pública cotidiana.

En ese contexto de cosas, los trabajos de Viktor Kolar, Mark Cohen y Bruce Wrighton tienen mucho en común. Los tres parten de lo particular para mostrar modelos generales de las tragicomedias que se viven en la vida contemporánea. Y transmiten y  sirven de reflexión e interpretación para otros contextos, otros pueblos. Y en ese valor simbólico coinciden estos tres creadores visuales que trabajaron de forma diferente (en cuestiones técnicas y compositivas) en sus trabajos fotográficos.

Fotografía © Viktor Kolar. De su libro Ostrava

Kolar fotografió durante muchos años: Ostrava una ciudad checa que basa su economía en la minería del carbón y las industrias metalúrgicas. “La gente local se acostumbró al trabajo duro que no fue apreciado ni recompensado. Vivieron bajo el socialismo y trabajaron como constructores o mineros. Y siempre me ha interesado investigar varios aspectos del comportamiento humano, de la vida como un todo, averiguar por qué funciona exactamente de esta manera o no”.

 

Fotografía © Viktor Kolar. De su libro Ostrava

Y sus imágenes capturan aspectos surrealista de lo cotidiano envueltos en  una realidad ambivalente, sórdida, en un sentimiento de artificialidad del régimen comunista que él vivía y que tuvo que abandonar en un exilio voluntario a Canadá por algunos años.

Fotografía © Mark Cohen. De su libro Grim Street

Importa poco no saber orientarse en una ciudad – comenta Walter Benjamín en Infancia en Belín –  Perderse, en cambio en una ciudad es como quien se pierde en el bosque”. Algo que Mark Cohen lo asumió como una máxima para “perderse” en Wilkes Barres, su ciudad natal también minera como la Ostrava de Kolar y convertirla en el patio trasero de su casa.

Fotografía © Mark Cohen. De su libro Grim Street

“Hice las mismas fotografías en Binghamton o Scranton. Simplemente las hice en Wilkes-Barre y en otros pocos lugares porque yo no era el tipo de fotógrafo al que le gusta, o necesita, viajar por todo el mundo. Esto me recuerda que vi algo que usted comentó sobre cómo el registro artístico afecta al desarrollo del artista a lo largo del tiempo. Y yo trabajo en un registro extremadamente estrecho, en lo tocante al método y a cuestiones técnicas, también” explica Mark Cohen.

Fotografía © Charles Wrighton. De su libro At Home

Al igual que los fotógrafos precedentes, Bruce Wrighton trabajó casi siempre en su pueblo natal,  Binghamton (cerca de Nueva York) y también en sus inmediaciones; pero en un tiempo mucho más pequeño ya que murió muy joven en 1988.

 

Fotografía © Bruce Wrighton. De su libro At Home

 En sus retratos (también realizó bodegones y arquitectura) intentó revelar el pathos y la dignidad que penetraban a cada individuo que se ponía frente a su objetivo. De sus imágenes (que aún se mantienen vitales y atemporales) se pueden avizorar la dureza de lo cotidiano y la tragicomedia del vivir en un pueblo en depresión económica y lejos de los habituales espacios públicos turísticos americanos.

Hasta pronto!

Acerca de marcelocaballero

Marcelo Caballero. Fotógrafo
Esta entrada fue publicada en books, composición, FOTOGRAFÍA y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *