“Me considero un realista en la fotografía en color”

No tiene desperdicios la introducción de James L. Enyeart para un libro tan sorprendente como maravilloso como lo es: Ansel Adams en Color.

Ni tampoco tiene desperdicio las espectaculares imágenes que Harry Callahan editó para el libro,  supervisado personalmente,  después de rastrear entre 3.000 diapositivas realizadas por este gran fotógrafo americano, ícono de la fotografía en blanco y negro. Y que se mantenían inéditas.

Fotografía © Ansel Adams. Nuevo México, 1948

 

Llegué a la conclusión, luego de observar detenidamente este trabajo a color, que el genial fotógrafo americano siempre fue un gran maestro de la fotografía a color en blanco y negro. “Adams creía que él había creado el equivalente al color en sus fotografías en blanco y negro. Vio la infinita variedad de gradaciones de tono como variaciones en el color” comenta Enyeart que fue director del George Eastman Museum durante varios años.

La fotografía en color es una sirena seductora para el diletante, pero un flagelo para el fotógrafo profesional y serio. Se hacen tantas cosas de manera superficial, se ven tantos millones de imágenes, que es dificil, incluso para el que se lo toma en serio, darse cuenta de lo importante que es la observación y visualización constantes para una práctica y experimentación rigurosas” señalaba Adams en un nota de abril de 1983, un año antes de su muerte.

Fotografía © Ansel Adams. Nuevo México, 1948

Cabe recordar que en la década de los ’80 del siglo pasado la fotografía a color comenzó a ser aceptada por el mundo del arte fotográfico y Adams apenas lo visualizó. Sin embargo, tuvo tiempo de maravillarse con el color de Joel Meyerowitz y Olivia Parker a quienes los consideraba grandes talentos.

A nivel personal, me considero un realista en mi manera de abordar la fotografía en color. La acepto como una expresión realista, y me angustia cuando el color es <malo>. He creado poco color, si lo comparamos con mi obra en blanco y negro, y la mayor parte de lo que he hecho está relacionado con aspectos bastante espectaculares del escenario natural” comenta Adams.

Fotografía © Ansel Adams. Virginia, 1939

Hasta pronto!

NOTA: debo mencionar a mi amigo Carles Latorre que me regaló esta preciosidad de libro y me ayudó a entender un poco más el trabajo a color de Ansel Adams. Gracias!

 

Acerca de marcelocaballero

Marcelo Caballero. Fotógrafo
Esta entrada fue publicada en FOTOGRAFÍA y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *