Metamorfosis de un diario

Fotografía © Walker Evans. The passengers”, New York, 1941

” Un señor toma el tranvía después de comprar el diario y ponérselo bajo el brazo. Media hora más tarde desciende con el mismo diario bajo el mismo brazo.

 Pero ya no es el mismo diario, ahora es un montón de hojas impresas que el señor abandona en un banco de la plaza.

 

Fotografía © André Kertész. Long Island, 1962

 Apenas queda solo en el banco, el montón de hojas impresas se convierte otra vez en diario, hasta que un muchacho lo ve, lo lee, y lo deja convertido en un montón de hojas impresas.

Fotografía © André Kertész. Autorretrato, Paris, 1927

Apenas queda solo en el banco, el montón de hojas impresas se convierte otra vez en un diario, hasta que una anciana lo encuentra, lo lee, y lo deja convertido en un montón de hojas impresas. Luego se lo lleva a su casa y en el camino lo usa para empaquetar medio kilo de acelgas, que es para lo que sirven los diarios después de estas excitantes metamorfosis”.

 

Fotografía © Marcelo Caballero. Sarajevo, 2018

El diario a diario.  Juliio Cortázar, Cuentos completos/1 (Alfaguara, Madrid, 1996, pág.446)

Nota: este post está dedicado a mi gran amigo Lalo que me hizo conocer este maravilloso microcuento de Cortazar. Un abrazo a la distancia!

 

Acerca de marcelocaballero

Marcelo Caballero. Fotógrafo
Esta entrada fue publicada en FOTOGRAFÍA, Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Metamorfosis de un diario

  1. eduardo oscar goncalvez dijo:

    Muy bueno, lo suyo Don Marcelo, me encanto, tu trabajo. abrazo amigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *