Historias mínimas: Pinino, el buzo inventor

Hace unos años, se dio el lujo de incursionar en el cine. De
la mano de Luis Puenzo, apareció en algunas escenas del film La Puta y la Ballena. Se lo podía ver sobre un catamarán en su papel de capitán de avistaje de ballenas en el Golfo Nuevo,  inmerso en uno de los santuarios ecológicos más importantes del mundo: la Península Valdés (Argentina).

© Marcelo Caballero

Pero Hugo Daniel “Pinino” Orri es mucho más que eso. 
En
realidad, Pinino encarna una especie de Houdini perseguido por la obsesión de
extender el tiempo de la vida humana 
bajo el agua. 
Buzo, expedicionario y capitán de barcos balleneros, a los
56 años Pinino forja oficios según su sueño de turno.. Pero entre los tantos
marinos de Península Valdés se distingue como inventor de habitáculos
submarinos.
Nació en Buenos Aires pero migró a la lejana Puerto Madryn
en plena Patagonia en 1978 y vivió un tiempo en una cueva en la playa de Puerto Pirámide.
Cuevas en la Playa Villarino, Puerto Pirámides © Marcelo Caballero 

“En Capital buceaba en piletas. Me sentía encerrado,
aburrido” cuenta este hombre que con el tiempo, en 1989, se dio a conocer con
su primera creación: el Acquavida I, una burbuja acampanada de un metro de
diámetro en la que permaneció sumergido en el mar a 8 metros durante 25 horas.

“Ese reto me nutrió para algo más grande” señala Pinino que
unos años después presentó su último invento: una casa – laboratorio submarino
con fines turísticos y científicos. Sin embargo, este sueño no prospero y quedó
varado en el Parque Industrial de Puerto Madryn.
Pero Pinino no se dio por vencido e ideó una nueva cápsula submarina que usó el cantante Javier Calamaro (hermano de Andrés) para hacer el
primer concierto bajo el agua en el 2008.

Javier Calamaro y Pinino. Gentileza:  Puerto Pirámides. El blog del Municipio

Hoy en día, Pinino está cómodo y feliz. 
Ejerce como guía ballenero
con dos catamaranes de su empresa Whales Argentina con los que  lleva turistas ansiosos por avistar las
ballenas francas australes. 
“Durante 12 años trabajé de buzo, pescaba mariscos
en el Golfo de San José. Pero eran otras épocas. Me sumergía hasta 27 metros y
resistía hasta 4 minutos en apnea”. Una de sus grandes proezas de juventud.

Acerca de marcelocaballero

Marcelo Caballero. Fotógrafo
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Historias mínimas: Pinino, el buzo inventor

  1. Jan Puerta dijo:

    Encontraba a faltar una entrada emotiva como esta. Los personajes, sus vidas resumidas en unos instantes precisos…
    Muy buena entrada Marcelo.
    Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *