La belleza de la banalidad

En el post publicado el pasado lunes , hablaba de la inspiración
que grandes fotógrafos coloristas de los años ’50 como Ernst Haas, Saúl Leiter
y otros, encontraron en el expresionismo abstracto. Y, de alguna manera, los
polisémicos cromatismos de sus imágenes transformaron la cotidianeidad en
escenas extraordinarias. Allí gestaron “una pequeña revolución” y crearon una
tendencia muy fuerte, hasta el día de hoy, en la fotografía de calle
contemporánea.
(c) Saúl Leiter
 De la misma manera, la
generación de fotógrafos a color de los años ’’70,  liderados por la American New Color y
principalmente por Harry Gruyaert,  sintieron una gran curiosidad por la estética que les brindaba el arte pop. De este modo, reaccionaron contra el lenguaje del expresionismo abstracto. “Otra
pequeña revolución” con una fuerte tendencia en la actualidad.
(c) William Eggleston. 1971
“Descubrir el arte pop fue muy importante para mi. Era
completamente nuevo, y me hizo mirar a la banalidad de una manera diferente, no
diciendo <esto es de mal gusto>; pero, que hacer con ello,  aceptarlo y
mirarlo con un sentido del humor” señala Gruyaert  en una nota publicada ayer por The Guardian.
(c) Harry Gruyaert
Hay algunas citas de Gruyaert en esta nota que no tienen desperdicios. En una, Gruyaert  “ataca”, por decirlo de alguna manera, a la
larga tradición humanista francesa (Cartier Bresson y compañia) donde la gente es más importante que el
entorno (también con una fuerte tendencia en la actualidad) para poder crear otro
discurso visual con sus fotografías.
(c) Harry Gruyaert
 “La admiré, pero nunca estuve vinculado a
ella
”- señala el fotógrafo belga. “Yo estaba mucho más interesado en todos los
elementos del entorno: la decoración, la luz, los coches. Los detalles son tan
importantes como los seres humanos. Esa es una actitud totalmente diferente”.
(c) Harry Gruyaert

Hasta pronto!

Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!

Acerca de marcelocaballero

Marcelo Caballero. Fotógrafo
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La belleza de la banalidad

  1. Aunque no llevo mucho tiempo en fotografía creo que a mi y a otros nos ha pasado eso… Hemos pasado de ser Bressonianos o incluso adoradores de Winogrand, a ser más Leiterianos. La gente que sale en las fotos no tiene el peso de antes, ahora suelen ser ingredientes más de la imagen.

    • Hola Gerard, a muchos fotógrafos conocidos le ha pasado lo mismo y más si trabajan con el color. En ese sentido, el fondo cobra importancia en la organización visual de la fotografía. Y eso es lo que vemos en las fotografías de maestros como Gruyaert. Abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *