La chispa de Euclides

Luego del taller intensivo que impartí en Roma el fin de
semana pasado, estoy cada vez más convencido que la fotografía urbana es una
cosa seria y que se la debe tratar como tal para poder avanzar en este áspero
pero cualificado laberinto de composiciones,  geometrías, simetrías y buenos momentos.
© Yasuhiro Ishimoto

Pero como dice Carlos Spottorno en una entrevista: “saber escribir la lista de
la compra no nos convierte a todos en escritores
”. Una frase, muy acertada por
cierto,  que me hace pensar en el anárquico
ruido visual en el cual vivimos en las redes sociales que ya tocó su techo;  y porque también encierra “la caja de Pandora”
de esta práctica: una voluntaria evolución hacia narraciones visuales con
criterio al que no llega todo el mundo.
Todo esto es un tema
al que ya tiempo que lo vengo reflexionando pero que ahora lo hago en voz alta. 
En los talleres, especialmente en los realizados este año, ya no me concentro
en hablar exclusivamente de grandes fotografías de grandes fotógrafos. Sino en composiciones que
deriven en  conjuntos visuales coherentes
y bien formulados para no caer en lo mismo de siempre. 
Ya sabemos lo que pasa. Todo se convierte en rutina y la práctica urbana deja de ser atractiva para
convertirse en un lugar común lejos de la fotografía como yo la entiendo.
Un ejemplo de todo esto que, desde mi punto de vista,  puede verse como una inspiración,  es la serie “Pictus Interruptus” de Ray Metzker.
Mykonos 1979 © Ray Metzker
© Ray Metzker
Este trabajo realizado entre 1976 y 1980 intenta narrar
visualmente,  utilizando un pedazo de papel, madera u otro objeto; y mantenerlo en
primer plano, un tanto desenfocado; mientras realiza una instantánea y así
crear con formas simples y líneas,  una tensión, un díptico simultáneo,  entre la representación
fotográfica y la abstracción.
© Ray Metzker
© Ray Metzker
Sin dudas, este gran fotógrafo americano,  desafió la noción tradicional de la
fotografía documental de esos años.  
© Ray Metzker

Supongo que este tipo de trabajo puede llegar a ser una motivación extra para un tipo de fotografía que no busca asentarse en el clásico
reportaje y que sólo desea ubicarse con firmeza en la periferia de este
formato fotográfico .
© Ray Metzker
Hasta pronto!

Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!

Acerca de marcelocaballero

Marcelo Caballero. Fotógrafo
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a La chispa de Euclides

  1. Que no decaiga tu romanticismo fotográfico (también) que dibujas en tu fotografía urbana, maestro.
    Un abrazo.

  2. Jose dijo:

    la fotografía urbana yo la entiendo como un desafío personal: ¿seré capaz de hacer una buena foto de todo esto que me ofrece la vida? el límite se lo pone uno mismo, las posibilidades son infinitas y la fatiga visual, efectivamente, procede de la sobredosis de fotografías vacías y aburridas (no más señoras empujando el carrito de la compra, please). repetimos que hacer fotografía urbana no es hacer fotos en la calle, sino utilizar tu inteligencia en la calle y no necesariamente a base de juegos visuales o geométricos. se requiere poesía, drama. puedes sugerir una escena mitológica, bíblica, una fábula, una canción, etc. el techo de la creatividad lo pone el fotógrafo. si te gusta el diseño y la arquitectura puedes buscar relaciones y formas, pero para mí, el drama humano y la respuesta hacia él, son algo instintivo. y como decía no sé quién, creo que henry wessel, si piensas antes de hacer la foto, ya estás haciendo la misma foto que conoces, que conocemos.

  3. Una entrada de las que desde mi notoria ignorancia me cuesta masticar y comparto tu opinión de que estas narraciones no todo el mundo alcanza a comprender, yo me pongo como ejemplo el primero.
    Pese a ello sí que son fuente de reflexión. Muchas gracias Marcelo por mostrar esta mirada tan particular.

  4. si si, este tipo de mirada es muy particular y es una de las tantas variantes de composición de las que hay que reflexionar. Creo que es útil. Gracias Manuel por tu comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *