Los espacios oblicuos

A medida que fui deambulado como un “flaneur” por distintas urbes
comencé a interesarme , en una especie de tímida abstracción mental,  en espacios oblicuos. Y con el tiempo
comprendí que es el principio dinámico que rige nuestra vida moderna.
¿Cómo lo comprendí? Bueno…… con curiosidad y también con la
inestimable ayudita “de los amigos” de toda esa cultura visual de escuelas,
pensadores, arquitectos, pintores que fueron generando este discurso iniciado de alguna manera, a principios del siglo XX con la
transformación de las grandes ciudades. Y, ohh casualidad! también estaban los
curiosos fotógrafos muñidos con sus pequeñas cámaras de 35 mm.
El flim Manhatta (1921) de la mano de Paul Strand nos da un
pincelazo fresco y vital de Nueva York, el ejemplo capital del camino
emprendido en las nuevas transformaciones urbanas de las ciudades del siglo
XX.

Reflexionar sobre las diagonales como un principio dinámico de la
vida moderna,  rompió con el molde renacentista de cómo pensar una ciudad.

De todo
ello se alimentó Theo Van Doesburg con su contracomposición y le dio nombre y
apellido a este pensamiento de la “gramática en diagonal” que conviven en la
materialización de las ciudades de hoy. De ahí, su vigencia.

Nueva York, década del ’60 © Garry Winogrand

“Por instinto me voy hacia las formas angulares. Me interesa
más el ángulo que la curva y además veo la curva inserta en el ángulo” comentaba
Pablo Palazuelo, un prestigioso pintor español que ayuda a entender, a través de sus cuadros,  la dinámica
de las diagonales insertas en el mundo actual.

Pablo Palazuelo. Otoño 1952

“La diagonal, cuando la sugieren las circunstancias interiores
o exteriores, es rara vez discordante. Se oculta dentro del orden o domina la
composición como motivo central” señala Robert Venturi, un importante
arquitecto, nacido en una gran urbe como es Philadelphia.

Philadelphia 1962 © Ray Metzker

Un paisano de esta ciudad, Ray Metzker la fotografió,
justamente, a través de composiciones repletas de espacios oblicuos y diagonales. Desde mi  humilde opinión, sus fotografías mantienen una
gran vitalidad ya que constituyen el principio de la vida moderna: dinámica,
vital, subyugante a los criterios estéticos de las diagonales.

Philadelphia 1981© Ray Mezker

Su trabajo, en casi su totalidad, se centró en su ciudad
natal y en Chicago. Un cuerpo de trabajo de más de 40 años.

Chicago 1957 © Ray Metzker

Philadelphia 1983  © Ray Metzker

Por eso no está mal, deambular por las calles con una cámara
y experimentar todas las cualidades del uso de diagonales y espacios oblicuos.
Puede que encontremos otra ciudad.

© Ray Metzker

Hasta pronto!

Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!

Acerca de marcelocaballero

Marcelo Caballero. Fotógrafo
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *