Reconocer lo cotidiano

Teatro Colón, Buenos Aires 2006© Marcelo Caballero

Siempre busco reconocer más que descubrir – señala Navia en
el prefacio de su Marruecos publicado por Altair  (2003)-. Se trata de un ejercicio de
reconocimiento, “reencuentro” con gentes, paisajes, lugares, pequeños objetos,
con los gestos de los humildes, gestos sencillos capaces de crear un mundo,
pequeños saberes que constituyen lo que somos…”
Acabo de leer este fragmento hoy a la mañana, un rato antes
de armar este post.  
Debo confesar que lo encontré
llevado por esas cosas del azar cotidiano. Del buscar en la biblioteca sin
previo plan. Algo que siempre me agrada realizar cuando se acercan momentos
importantes.
Y ese fragmento escrito por Navia, es justamente lo que
siento en este momento, vísperas de mi partida. Momentos antes de mi viaje
íntimo, familiar, un tanto onírico a un Buenos Aires y a una Argentina que
tendrá más de reconocimiento  que de descubrimiento
después de cinco años de ausencia.
A pesar que  es un
tiempo perdido que nunca recuperaré; intuyo que me cruzaré con alguien, con
algo, con  pequeñas cosas de ese
reconocer que nos lleva a lo que somos.
 Y  a partir
de ahora, como hizo Navia con su libro, intentaré llevar adelante un sencillo cuaderno bloguero de
viaje de un fotógrafo.
Por último los dejo con un video de Pablo Corral Vega que justamente muestra el Buenos Aires que yo dejé allá por el 2007.
Ahora los dejo, debo preparar la mochila. Un abrazo y hasta pronto!

Acerca de marcelocaballero

Marcelo Caballero. Fotógrafo
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Reconocer lo cotidiano

  1. Qué tengas buen viaje, Marcelo!!

  2. Eso espero, Marcelo, un abrazo grande para ti…

  3. Jan Puerta dijo:

    Ay amigo, que cerca vas a estar. Lo que daría por poder cruzar la cordillera y tomar un café contigo en mi querido y añorado Buenos Aires…
    Vive intensamente ese reencuentro con las emociones.
    Un abrazo

  4. Habría sido un gustazo encontrarnos por las calles de San Telmo y tomarnos un café y hablar de la vida! un abrazo grande, Jan desde la fresca Buenos Aires!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *