Un elegante divague por la mínima expresión del rojo

A los que nos gusta el color, sabemos perfectamente la
expresividad que conlleva. Por ejemplo, un color cálido como el rojo:  atrae alegría, vitalidad, movimiento, acción.
Pero también expansión. Y en fotografía o pintura, la expansión de un rojo en
su mínima expresividad es como un “iniciarse” en una nueva lectura de una imagen, un
punto de inflexión hacia otros mundos.
Ese minúsculo punto, en especial, no distrae. Todo lo
contrario, te lleva hacia el corazón mismo de la imagen y allí encuentras otros
simbolismos, mucho más atractivos a la imaginación que a  la primera impresión.
(c) Jens Olof Lasthein
El rojo actúa meramente
como un canalizador, por ejemplo,  en una
triangulación de rojos mínimos, para expandir una historia visual. Y unas palabras “imaginadas” acechan al observador como preguntas sin respuestas. Sólo se trata de lenguaje fotográfico puro.
(c) Boris Savelev
O esa primera impresión de rojo mínimo casi imperceptible te
lleva a desgranar ese monocromático paisaje urbano de colores fríos. Y te haces
preguntas sobre el melancólico paisaje que no es tanto, gracias a la existencia
de esa minúscula presencia de calidez.
(c) José Manuel Navia
A veces, la culminación de la mínima expresividad del rojo,
puede ser el comienzo de una riqueza de sombras que enmascaran sugerentes y
ambiguas historias imaginadas. Una lectura oculta  como si “la mirada del rojo” te redireccionara
hacia fuera del encuadre. En ese contexto, me complace, gracias a la libertad
que me da la escritura, comparar ese rojo con las miradas perdidas de los
cuadros de Edward Hopper. Y en ese contexto, el rojo mínimo no me expresa vitalidad, sino una incipiente soledad.
(c) Harry Gruyaert
Hasta pronto!

Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!

Acerca de marcelocaballero

Marcelo Caballero. Fotógrafo
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *