Un ballet erótico. Ciclo amateur de cine en confinamiento

Director invitado al ciclo amateur: François Truffaut

Blinkity Blank es un film de cuatro minutos, en colores, hecho sin cámara. McLaren dibujó directamente sobre la película una cantidad de dibujos y figuras abstractas que componen un ballet erótico con el encuentro de elementos macho y elementos hembra. También el sonido está grabado directamente sobre la película. Lo extraordinario, independientemente de la belleza de los dibujos, de su resplandor, es que McLaren logra hacer reír a una sala con una simple curva, que se entrevé durante una veinticuatroava parte de segundo, más algunos ruidos sintéticos.

 

 

Blinkity Blank es una obra absolutamente única, que no se parece en nada de lo que se ha hecho en cine desde hace sesenta años: en este “pequeño gran film” de cuatro minutos está toda la fantasía de Giraudoux, la maestría de Hitchcock y la imaginación de Cocteau.

En la noche de las llamadas salas oscuras, Blinkity Blank, con sus destellos de calor en colores, sus clics y sus clacs sintéticos, con sus destellos de calor en colores,  aporta algo así como un nuevo mito: el de la gallina de los ojos de oro” (1957)

Texto extraido de Las películas de mi vida de François Truffaut.

Nota: invitado especial a la proyección de este cortometraje: mi adorada gata Filomena que no perdió ningún detalle del film y estaba realmente emocionada moviendo los ojos de un lado a otro.

Acerca de marcelocaballero

Marcelo Caballero. Fotógrafo
Esta entrada fue publicada en cine, FOTOGRAFÍA, literatura y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *