Reducido a la pura esencia humana

La arquitectura reducida a la pura esenciaBruno Taut

La arquitectura de Katsura, la villa imperial construida en Kyoto en el siglo XVI, inspiró las formas abstractas, puras y esenciales de la Bauhaus. En ese contexto, un joven americano, hijo de japoneses y recién graduado del Instituto de Diseño de Chicago visita por primera vez la villa imperial en 1953 y queda profundamente conmovido por la belleza de la arquitectura y no pudo evitar fotografiar de una manera que lo filtró a través de su formación inspirada en la Bauhaus.

Fotografía © Yasuhiro Ishimoto. Katsura

Me refiero a Yasuhiro Ishimoto quien pudo realizar este anhelado proyecto fotográfico (publicado en 1960 y reeditado hasta la actualidad) gracias al apadrinamiento de Edward Steichen, entonces director del Museo de Arte Moderno de Nueva York. En Katsura, Ishimoto tuvo una revelación del famoso monumento como una obra suprema de la arquitectura moderna.

Fotografías © Yasuhiro Ishimoto.
A la izquierda: las torres de Lake Shore Drive, Chicago.  A la derecha: Katsura

Para demostrar el impacto que le causó esa visita, compara Katsura con la construcción vanguardista (en ese momento) de las torres gemelas de Lake Shore Drive diseñadas por Miles van der Rohe en Chicago. En una ocasión después de volver de Japón, Ishimoto se posiciona frente a los edificios y “ extiende la mano por los pisos superiores, de modo que cada edificio se ve como una estructura baja de paneles blancos enmarcados por vigas verticales en Ia que se elevan desde el nivel del suelo. <Katsura> exclama el fotógrafo simplemente, y lo que está llegando es obvio. El diseño de Mies se ve exactamente como la famosa villa en la que los soportes verticales en madera oscura se elevan para enmarcar pantallas Shōji  (puertas tradicionales japonesas) y paredes blancas” comenta Colin Westerbeck, prestigioso comisario de fotografía en el Instituto de Arte de Chicago y colaborador habitual de publicaciones como Los Angeles Times y West Magazine.

Fotografía © Yasuhiro Ishimoto. Katsura. 1982.
El fotógrafo vuelve muchas veces a lo largo de los años posteriores a la primera publicación y también trabaja en color.

El arquitecto Walter Gropius, quien también lo visitó en la década de los ’50, lo describió como una construcción que “apela a nuestras emociones porque, aquí, por una vez, el diseño se ha relacionado estrechamente con el ser humano, su estilo de vida y las realidades de su vida, existencia”.  De esa manera, el cuerpo fotográfico de Ishimoto se adentran en composiciones extremadamente espaciales y honra la armonía que caracteriza cada aspecto de la villa en función de las líneas y la luz. Sus mágenes hacen eco del mundo abstracto de artistas como Piet Mondrian.

Fotografía © Yasuhiro Ishimoto. Katsura

Finalmente, 10 fotografías de este magnífico trabajo de Ishimoto fueron expuestas en el MOMA en 1974 en la importante exposición “Nueva fotografía japonesa” que organizó el sucesor de Steichen: John Szarkowski quien lo mencionó en el catálogo como la persona que llevó los elementos esenciales de la fotografía moderna a Japón.

Fotografía © Yasuhiro Ishimoto. Katsura. Caminos de piedra. Colección perteneciente al MOMA

Por último, quería recordar (para los más olvidadizos…en el mundo de la fotografía contemporánea suele haber ciertas lagunas en la memoria…) que Yasuhiro Ishimoto fue un gran fotógrafo de calle y parte de su trabajo se puede visualizar en Chicago, Chicago publicado en 1969.

Hasta pronto!

Acerca de marcelocaballero

Marcelo Caballero. Fotógrafo
Esta entrada fue publicada en books, composición, espacio público, FOTOGRAFÍA, paredes que hablan y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *