A la deriva con una cámara

1987 New York © Jodi Cobb
Estamos en verano, todos andamos un poco dispersos y con calor…y por ese motivo vamos a dejarnos llevar un rato por la imaginación, por esa cíclica dispersión y entablar otros juegos de textos e imágenes. En este post me gustaría proponer otra forma de acción para adentrarnos en los espacios urbanos con una cámara. ¿Les gusta la idea?.
© Boris Savelev
Les cuento que luego de ver una película llamada La Sociedad del espectáculo de Guy Debord, se me disparó la imaginería.
Ahora mismo, influenciado por este film,  me gusta eso de ir “a la deriva” por las calles. Desde ese punto de vista, la fotografía urbana se podría alimentar mucho de ello y
allí radica una parte sustancial de su auténtico valor documental.
© Jeff Jacobson
 Antes de todo,  quiero aclarar que esa palabra la utilizo en
función del concepto propuesto por los Situacionistas: “técnica de pasar
ininterrumpidamente a través de ambientes diversos”.  La deriva, en ese plano,   es otra
manera de descubrirse a sí mismo recorriendo una ciudad y deja que sea tu
propio capricho o emoción el que te lleve.
© Michael Ackerman
En ello creía firmemente este movimiento de vanguardia de
los sesenta del siglo pasado que fusionaban el arte en la vida diaria para
subvertirla. E ir “a la deriva” creaba la situación ideal para salir de la
rutina diaria, dejarse llevar por las emociones (psicogeografía) y mirar las
situaciones urbanas en una forma nueva: método que incitaba a la crítica a la
cultura contemporánea.
Rajhastán 1997 © Ragubhir Singh

No está nada mal esta forma de ir “a la deriva”. No es un
mero paseo despreocupado y azaroso sino que requiere mucha atención al espacio
recorrido y cómo afecta el mismo a la persona.  La deriva – según los situacionistas – es una
herramienta que ayuda en las investigaciones psicogeográficas que pone el
acento en los estímulos complejos provocados por la influencia directa que
genera lo urbano.
Sao Paulo 1997 © Patrick Sachmann
Por último, les propongo que vean ese film dirigido por Guy Debord quien fue uno de los fundadores del Situacionismo. La película “de Debord da en el blanco – señaló el escritor Juan Goytisolo en una nota en El Pais – No vivimos en el mundo de Marx ni el de los filósofos marxistas y antimarxistas que le han sucedido. Ahora se distribuye el pensum – ¡en el castellano medieval se llamaba <pensadores> a quiene distribuían el pienso al ganado!- a través de la pantalla del televisor. La ideología se ha disuelto en su representación mediática. Vivimos irremediablemente, como dictaminó Debord, en la sociedad del espectáculo, y esto vale para todos, nos guste o no”.
con subtitulado en español
Espero que les haya gustado esta propuesta. Hasta pronto!

Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!

Acerca de marcelocaballero

Marcelo Caballero. Fotógrafo
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *