Dos grandes miradas street. Parte 2: Gruyaert

Como dije en el anterior post, a mi me gusta pensar que la street photography transite por caminos personales pero que reivindique: – una fotografía no vaciada de contenido en el juego estético de la composición;
–         –   y el valor de la fotografía como una finalidad y no como tema, ésto último más propio del fotoperiodismo.
Por ello,  en esta segunda parte hablaremos un poco de la mirada street de Harry Gruyaert.
El gran fotógrafo belga de Magnum  abrazó la influencia de la pintura surrealista belga de René Magritte y Paul Delvaux que le sirvieron para reconsiderar estímulos visuales de la realidad desde una perspectiva nueva.
 

Ostende 1988  incluido en su libro Made in Belgium © Harry Gruyaert

” Mi trabajo dice mucho de mi y sobre los temas que fotografío. No puede considerarse  reportaje periodístico; desde luego, no rechazo el valor del periodismo; pero este campo no me interesa de un modo especial. Lo que realmente cuenta para mi es la fuerza intrínseca de cada imagen” Harry Gruyaert

Ostende 1988  incluido en su libro Made in Belgium © Harry Gruyaert

Lo que constituyó para él toda una cuestión de actitud y de aprehender de un mundo falto de sensibilidad que precisa ser transformado por lo menos a través de sus imágenes.

Amberes 1988  incluido en su libro Made in Belgium © Harry Gruyaert
incluido en su libro Made in Belgium © Harry Gruyaert 
Un abrazo y hasta el viernes!!

Acerca de marcelocaballero

Marcelo Caballero. Fotógrafo
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Dos grandes miradas street. Parte 2: Gruyaert

  1. ANRAFERA dijo:

    Fotografías cotidianas y sociales, llenas de detalles y reflexión.
    Muy buenas estas entradas, felicitaciones.
    Saludos.
    Ramón

  2. Gracias por darte una vuelta por mi blog! un abrazo grande Ramón!!

  3. Que bueno Gruyaert, sin duda un contorsionista del color… Cercanas a la pintura.

  4. Si, Carlos. Al igual que Hara en España; él lo hacía con pintores belgas y que pintores!! un abrazo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *