La diáspora senegalesa en Barcelona

                                                               © Marcelo Caballero

Atraído por la curiosidad y la amistad que tengo con varios músicos senegaleses, el sábado pasado fuí al barrio Santa Catarina de Barcelona para presenciar una jornada titulada “Historia, cultura y retos actuales de la mujer senegalesa” .
La reunión convocada por la Asociacion Catalana de residentes senegaleses fue todo un éxito y me hizo olvidar pronto el gris y el negro que nos tenía acostumbrado el invierno. Allí en ese recinto solo había lugar para los colores, las risas, la buena onda y muchas mujeres senegalesas que iban y venían ataviadas con sus coloridos vestidos tradicionales y que también contó con la presencia de varios curiosos como yo.

                                         © Marcelo Caballero

Al principio me llamó la atención que las expositoras se expresaran en catalan, según ellas por respeto a esta cultura . Y paralelo a ello pusieron énfasis en mantener viva las tradiciones de la cultura de origen. También se explayaron por los derechos de la mujer con una consciencia política muy clara.
Finalmente llegó el momento de la música tradicional por excelencia de Senegal que es el sabar y mi amigo  Sengane Ngom hizo bailar a mucha gente al ritmo de sus tambores.

                                                                         © Marcelo Caballero

En este contexto las prácticas musicales del Sabar desempeñan un papel muy importante en el sostenimiento, conformación y articulación de las redes identidarias de su cultura en el exilio.
Durante estos últimos tiempos, gracias a Sengane pude conocer a muchos jóvenes talentos del Sabar que viven en Barcelona y varios de ellos lo hacen en forma ilegal. Este dato no es menor si se tiene en cuenta que la emigración ilegal desde Senegal no ha bajado.
Poco a poco estos músicos se convirtieron en un emergente colectivo muy activo a nivel musical. Periódicamente realizan espectáculos y recitales en distintos lugares de Barcelona como Sengane que junto con músicos de jazz se ha presentado en el Auditorio, en el Jamboree o en lugares más underground. Y la música sabar a encontrado, de esta manera,  una gran repercusión en los circuitos musicales y artísticos debido a las originales cualidades rítmicas que ofrece el repertorio.

                       Clases de Sabar en Taperplas – Barcelona © Marcelo Caballero

          Junto al JuanmaNieto Quintet  en El Garage – Barcelona © Marcelo Caballero

Acerca de marcelocaballero

Marcelo Caballero. Fotógrafo
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a La diáspora senegalesa en Barcelona

  1. Miguel dijo:

    Muy bueno! Debe ser interesante seguir esta historia y ver como conviven los senegaleses en Espanya (sabiendo que la gran mayoria llegan ilegalmente)

  2. si, Miguel..a pesar que muchos llegan en forma ilegal, los que yo conozco se esfuerzan por integrarse y por tener dignidad.
    Aquí en Figueres tengo tres amigos senegaleses que estudian conmigo en el curso de catalan y no sabes como hablan, como interactúan con el resto de los compañeros. Es un colectivo cultural muy interesante…

  3. Carmela dijo:

    La mayoría no llegan de manera ilegal, la mayoría llega con contrato desde Senegal, sobre todo para trabajos agrícolas. De todos modos la supuesta "ilegalidad" no es más que una irregularidad administrativa. Que yo sepa eso nunca puede poner en entredicho las cualidades de las personas

  4. Marcelo dijo:

    Carmela, estoy de acuerdo contigo que la ilegalidad es una irregularidad administrativa aunque agregaría que las consecuencias de calidad de vida no son tan simples. Todos los que no somos de la Comunidad Económica Europea lo sabemos.
    Y me alegro mucho que muchos senegaleses lleguen a España con contratos para trabajos agrícolas. Aunque la gente que conozco de Senegal en Figueres y alrededores fueron en su mayoría ilegales.
    Pero es bueno que esté mejor informado, quizas me equivoque.
    Carmela por ultimo te quiero decir que yo nunca puse en entredicho las cualidades de las personas con el estado de su ilegalidad o legalidad. No tiene nada que ver. Sólo lo digo como crítica a este sistema que por culpa de la ilegalidad se aprovechan con trabajos esclavizantes y sueldos de miseria. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *