Olas rítmicas urbanas

En el momento previo, cuando “cocino” en mi entorno alguna imagen que deseo plasmar con mi cámara,
pienso, sin darme cuenta, en el ritmo visual. El ritmo se expresa visualmente
en el juego armónico de líneas, recurrentes, organizadas que favorecen la lectura
de una imagen compleja.
© Charles Harbutt
© Ramón Masats
También se asocia a repeticiones y a rupturas. Allí radica
parte de la potencia visual del ritmo.
Kabul © Gueorgui Pinkhassov
La asimetría en los
paralelismos también contagia de un ritmo especial a la fotografía.
© Alex Webb
Y,  para los coloristas, la adecuada asociación
cromática crea ritmos ciertamente armónicos.
© Fred Herzog
Una fotografía que posee ritmo visual, transmite fluidez, armonía. Siempre lo asocio con el movimientos de las olas, como si se tratara de un continuo eterno, de un ir y venir de formas, líneas y proporciones.
© Alex Webb
Las
redondeces dan estabilidad a la imagen junto como también las proporciones triangulares que brindan profundidad de campo.
© Harry Gruyaert
El paisaje urbano es un espacio rico en olas rítmicas. Suelo
ir por las calles, cantando bajito, al ritmo de una melodía que me ayuda a
organizar lo que observo. Pienso que le da sustancia, esencia al disfrute de la
fotografía.

Figueres 2016
Hasta pronto!

Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!

Acerca de marcelocaballero

Marcelo Caballero. Fotógrafo
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *