Resurreción de un eslabón perdido del color

Airport Lounge – México 1950 © Paul Outerbridge

En esta suerte de
reivindicación de la fotografía documental a color que desde hace un buen tiempo
realizo en Miradas Cómplices; me es muy grato presentar hoy,  un trabajo que fue
descubierto hace muy poco y publicado en el 2009.
En primer lugar me parece
increíble que este trabajo salga a la luz, cuarenta y un años después de la muerte del fotógrafo.
Balboa Beach, California 1950
© Paul Outerbridge   
 En segundo lugar,  me resulta aún más sorprendente saber que este
trabajo documental realizado íntegramente con diapositiva Kodachrome anticipó las direcciones
radicales que seguiría la fotografía en color en los siguientes veinte años.
Especialmente se anticipó a la obra de William Eggleston, Sthepen Shore, Joel
Sternfeld y otros,  pertenecientes al
movimiento conocido como “New Color” en la década de los ’70 en Estados Unidos.
Airport Lounge – México 1950 © Paul Outerbridge 

Laguna Beach, California 1950 
© Paul Outerbridge  
Sin embargo, toda esta sorpresa
inicial tiene una posible explicación.
A mediados del siglo
pasado, Outerbridge era considerado uno de los mejores fotógrafos e impresores
a color en los Estados Unidos con el proceso conocido como Trichrome Carbro. Y
como muestra de ello, su pionera publicación de Photographing in color en 1940
(Random House ).  
Portada original
Sin embargo, con la irrupción
del uso comercial de las diapositivas, el mundo de la fotografía norteamericana
cambió y “lo jubiló”. Entonces Outerbridge se “retiró” a California donde abrió un
estudio fotográfico.
Pero el prestigioso fotógrafo
no se había jubilado. Todo lo contrario. Comenzó a utilizar cámaras de 35 mm,
se compró un montón de películas Kodachrome e comenzó a investigar hasta los
límites su uso;  debo aclarar que lo realizó un tiempo antes que Saúl
Leiter, Fred Herzog o Ernst Haas, otros grandes pioneros del color.
México © Paul Outerbridge   
Para ello, comenzó a recorrer California y México con sus diapos,  explorando la calle y se encontró con la
galopante urbanización de la región y sus escenas cotidianas llenas de color  que muestran, entre otras cosas,  la peculiar cultura del ocio urbano que comenzaba a vislumbrarse en post guerra.
Carnaval – México 1951 © Paul Outerbridge  

Mazatlán – México 1950 © Paul Outerbridge   
Gracias a este libro y a
las distintas exposiciones que se realizaron recientemente en Los Ángeles,  refutan la idea que Outerbridge estaba viviendo una
decadencia fotográfica en sus últimos años. Kodachrome le dio vida y color al
paisaje social que él visualizó con su cámara y lo transformó en un imperdible documento de época.
México © Paul Outerbridge    
México © Paul Outerbridge    

Un abrazo y hasta el miércoles!!

Acerca de marcelocaballero

Marcelo Caballero. Fotógrafo
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Resurreción de un eslabón perdido del color

  1. Jan Puerta dijo:

    En Barcelona, adquirí en el Mercat de Sant Antoni su Photographing in Color. Precio cinco euros en 2004.
    El año pasado, cuando descubrí su "olvidado" trabajo, me sorprendió mucho.
    Hay cosas que a veces no se explican muy bien en ciertos autores. Una cosa es "olvidar y obviar" el trabajo de Vivian Mayer por lo desconocida que era y otra muy diferente es un fotógrafo como Outerbridge a quien me parece quisieron jubilar de la escena antes de lo previsto.
    Afortunadamente, su material no se perdió y creo que se conserva muy bien a pesar de ser diapositivas de hace tanto tiempo.
    Un abrazo

  2. que bueno, Jan…..conseguir ese libro a ese precio es todo un lujo!!
    Yo tampoco me explico ese "olvido". Algo parecido le pasó a Ernst Haas…según el crítico que escribe en Color Correction (2011), Haas fue catalogado como un fotógrafo muy comercial y "olvidado" en los setenta…por suerte para las nuevas generaciones ese "olvido" no pasó a mayores. Se lo ha reivindicado.
    Gracias por los comentarios!

  3. Luisa dijo:

    Qué interesante, no lo conocía. Gracias por descubrirlo!

  4. me alegro que te sea útil. Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *