Ritmo colorista

(c) María Plotnikova
Una de las situaciones más complejas con las que se puede
encontrar un fotógrafo,  al deambular por
una ciudad con una cámara, son los ritmos visuales a través del color.
Estos ritmos en el color no son lo más importante de la
instantánea, pero subrayan, condicionan, ciertos ritmos visuales con la
alternancia de tonos o colores primarios y secundarios.
(c) Costa Manos
Ese “ritmo colorista” nada tiene que ver la búsqueda de
líneas y perspectivas. Es otro plano de abstracción al encuentro de una posible
fotografía. Ese ritmo crea secuencias alternas de color que dan melodía a esas
líneas, y enfatizan aún más las profundidades de campo a esas perspectivas.
(c) Georgui Pinkhassov
A veces ese ritmo puede mimetizarse en los fondos, sin
embargo no todo depende de ello. Como en cualquier ritmo, el color actúa como
una nota perturbadora y ello condiciona lo que selecciono en el
encuadre. El ritmo colorista tiene su propia cadencia y es lo más difícil de
entender en la fotografía porque no existe un patrón definido. Cada fotógrafo
tiene su propio ritmo interior, y en ese
contexto, la ciudad le brinda alternancia de ritmos coloristas como si se tratara de improvisaciones que cambian en cada momento.
Viñales, Cuba (c) Marcelo Caballero

Quizás en esas improvisaciones que semejan a “sin ritmos melodiosos” como todo lo que ocurre en las calles, la luz sobresale como la gran
nota, singular de la composición.

Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!

Acerca de marcelocaballero

Marcelo Caballero. Fotógrafo
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Ritmo colorista

  1. Luisa dijo:

    Qué buena entrada, y cuánto hay que aprender!! Durante muchos años yo estuve fotografiando en blanco y negro, y cuando pasé al color al llegar a Sicilia me resultó muy difícil manejar la variante color. No entiendo la gente que dice que la foto en blanco y negro es más difícil de dominar, para mí es al revés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *