Salir del exotismo es una cuestión de tiempo

Dos de mis ciudades favoritas: La Habana y Marrakech son
imanes para los apasionados de la fotografía: por la calidad de la luz, por la
intensidad del color, por la textura de las cosas.  Y, a su vez, son dos ciudades que esconden una
gran trampa para un buen fotógrafo: se corre el riesgo de quedarse en el exotismo,
en la superficialidad de las cosas. Y allí está el verdadero desafío a sortear.
Ambas ciudades te seducen a primera vista y allí
se produce el engaño visual: la entrada al exotismo.
Varios grandes fotógrafos que han trabajado en estas urbes
como Harry Gruyaert,  Alex Webb, David
Alan Harvey coinciden que salir del exotismo es volver muchas veces a esos lugares; y fundamentalmente,  por  una cuestión de tiempo.
La Habana © David Alan Harvey
Tiempo para “dejar que se enfríen en la
nevera”; así salen a flote las buenas fotografías que sobreviven por sus
composiciones fuertes, por su frescura y por el gran acierto del fotógrafo atento que sabe esperar para seleccionar sus imágenes y mostrarlas.
La Habana 2014 © Alex Webb
Y a pesar, que el exotismo está latente, ya no es una
trampa. Dejar pasar el tiempo es la mejor manera de desentrañar la madeja de ese
problema visual inicial.
Marrakech  1977 © Harry Gruyaert
Además, hay que entender otra cosa:  estos grandes
fotógrafos coinciden en que sus imágenes siempre serán la visión de un
extranjero. 
La Habana © David Alan Harvey
Y ellos, como tantos otros, intentarán poner énfasis en la mirada de
autor, subjetiva, que no es precisamente desde adentro,  ni mucho menos.
La Habana © Alex Webb

Los que saben dicen que “no hay nadie que haga mejor las fotos de su ciudad que un fotógrafo
local”  y eso ya es otro capítulo a desentrañar.
Marrakech 1975 © Harry Gruyaert

Hasta pronto!

Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!

Acerca de marcelocaballero

Marcelo Caballero. Fotógrafo
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *