La lentitud como reflexión

 

Mucho ya ha sido destruido. Hemos olvidado la espera de las cosas y la manera de gozar del momento cuando llegan

Carl Honoré

Hace unos días, tuve la suerte de leer El Descubrimiento de la lentitud, un libro de Sten Nadolny que me hizo repensar el concepto de “la lentitud” como un valor cualitativo de reflexión. Un valor tan escaso en nuestra acelerada sociedad. Y, por supuesto, me hizo reflexionar sobre el acelerado mundo de la fotografía digital donde todo tiene que ser publicado casi en el mismo momento de su concepción sin ningún tipo de reflexión y de edición del material visual. Algo muy común en redes sociales y que desemboca en un tsunami de ruido visual a diario.

Vayamos por parte.

 

Gentileza: Página 2

La novela pone su énfasis en dos aspectos importantes de la vida del célebre explorador inglés, John Franklin. Por un lado, la parte histórica del personaje donde sobresalen sus prodigiosas aventuras en el Polo Norte en busca del Paso del Noroeste (allí también perdió la vida a mediados del siglo XIX).

Y, por otro lado,  y lo que más me cautiva, es el Franklin de la ficción inmune a las prisas. Todo en él, su manera de hablar, sus gestos, sus pensamientos, su visión de las cosas está signado por la lentitud.  Algo que lo convirtió en uno de los navegantes más interesantes de todos los tiempos. Su lentitud (sereno, cuidadoso, receptivo, intuitivo, pausado, paciente, y por sobre todo reflexivo) lo entendía como algo que ayudaba a controlar su ritmo de vida y decidir que celeridad convenía más en determinado contexto.

 

Fotografía © Ernst Haas

Esa “lentitud” percibida por el navegante, para mi constituye una gran cualidad que no se tiene que perder en la fotografía actual.  La lentitud fotográfica, vista como un aspecto reflexivo en la observación de tu entorno,  ayuda a tomar las mejores decisiones ante los problemas visuales que encuentras en los espacios públicos.

Calidad en detrimento de cantidad.

 La cualidad de la lentitud tiene que ser un valor crucial en la formación del fotógrafo actual. Y debe ser vista como un aspecto a tener en cuenta en la educación ante la desbordante cantidad de fotografías que realizamos cada día.

hasta pronto!

Acerca de marcelocaballero

Marcelo Caballero. Fotógrafo
Esta entrada fue publicada en books, FOTOGRAFÍA y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La lentitud como reflexión

  1. Jorge dijo:

    No recuerdo la de tiempo que llevo sin hacerle caso a mi perfil de Instagram… y la verdad, así va a seguir la situación por otro buen tiempo. Me terminó por saturar esa incesante cascada de imágenes diarias muchas de las cuales no me decían gran cosa, siendo generoso todo hay que decirlo.

    Es más, llegó un momento en que me empezaba a costar distinguir las buenas de las malas y viceversa. Por salud óptica general dejé de abrir IG y me refugié en los libros de autores relevantes. Creo que es de donde puedo seguir aprendiendo buenas prácticas.

    Y en cuanto a la edición completamente de acuerdo con lo que comentas. Hasta no tener algo digno -y no solo resultón- que publicar, mejor seguir acumulando fotos hasta que salga material decente de esa edición que ya llegará con el tiempo y un buen reposo. ¿Si no tenemos prisa porque no nos va la vida en ello para qué buscar un like vacíao de sentido…?.

    Saludos Marcelo.

    • estoy de acuerdo contigo, Jorge.
      Y la última pregunta que propones es compleja de responder pero me atrevería a decir que publicar imágenes en redes sociales tiene mucha letra pequeña y no me excluyo si te digo que es tentador que mucha gente te ponga “me gusta”. Por eso tienen tanto éxito Instagram, facebook. Nos encanta que nos adoren, que nos feliciten. Pero nunca es tarde para reflexionar sobre ello y, con “lentitud” uno va encontrándose en su sitio. En su auténtico sitio Y ya no necesitas más. Sólo disfrutar de la fotografía y de la vida.
      abrazo, compa…..que tengas buen día!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *