Frank, Kerouac y Bagdad Café en la ruta 66

Un escena de Bagdad Café – 1987

Tanto Robert Frank como Jack Kerouac tienen como denominador común la ruta 66. Y sus  fantasmas visuales y literarios  deben que estar felices de entremezclarse en el espíritu de Café Bagdad, un film que acabo de volver a ver después de muchos años.
Y valió la pena este redescubrimiento.
En esta nueva lectura,  encuentro ciertos guiños cómplices del fotógrafo suizo o del gran escritor de la generación beatnik entre las imágenes de esta pelicula, un claro ejemplo del neo expresionsimo teutón.
Pero su director de fotografía, Bernd Heinl, aporta un paso más a todos estos buenos ingredientes que asocio libremente del film.  Heinl propone choques violentos de luces y sombras, cascadas luminosas que invaden la pantalla y bruscas caídas de líneas que provocan una tensión visual in crescendo, características visuales expresionistas que me atrapan de esta película dirigida por Percy Adlon.
Primera escena – Bagdad Café
También me agrada la iluminación y  el color utilizado que tiene un valor semántico importante. A medio camino del sepia y los saturados, las imágenes me dan la sensación como espectador, de estar imbuido profundamente en un polvoriento desierto de soledad, viento y  gasolineras.  
El argumento que propone Adlon me cautiva en todo sentido. El film se contextualiza en el marco del desierto de Mojave, en los Estados Unidos donde habitan una serie de personajes simpáticos y estrafalarios. Y por encima de ello, el peculiar encuentro de dos mujeres de culturas diferentes: una obesa alemana, abandonada por su marido en pleno viaje por la ruta 66 que  acaba en un aislado motel regenteado por una combativa mujer negra.  
En síntesis, si Kerouac viviera, tendría a este film como uno de sus favoritos y Frank,  si se lo propone, volvería a incursionar con su Leica por la mítica ruta.
Bueno, los dejo con un breve video de imágenes de Bagdad Café acompañadas por la música del film. Hasta pronto!!

Acerca de marcelocaballero

Marcelo Caballero. Fotógrafo
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Frank, Kerouac y Bagdad Café en la ruta 66

  1. RAFA PÉREZ dijo:

    Qué gran entrada. Los escritores beatnik tienen una fuerte presencia en mi modo de escribir y de mirar a la hora de hacer street. Aunque soy mucho más cobarde que todos ellos y nunca me atrevería a vivir a su manera.

  2. Rafa Badia dijo:

    Muy bien Marcelo! La verdad es que yo también difruté como un canijo la película en su día (en los míticos "Alphaville" de Princesa de Madrid), allá a finales de los ochenta. Por esa época yo estaba en etapa beatnik total: además de Frank y Kerouac, daba la lata a todo el mundo con los poemas de Ginsberg, las pelis de Jarmusch y los discos de Tom Waits -imprescindibles "Rain dogs" y "Swordfishtrombones".Y las fotos de Danny Lyon o las bastante mas "jevis" del "Tulsa" de Larry Clark. Toda una etapa!

  3. Me alegro que te haya gustado, Rafa. Yo también tengo una impronta en los beatniks. Tienen una influencia decisiva en muchas maneras de pensar y de mirar.

  4. que bueno, Rafa..con toda esta información voy a tener que profundizar en este fantastico ligazón del cine, literatura beatnik, fotografía, street y música.
    Hay un camino muy pero muy interesante que recorrer!!
    Un abrazo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *