La esencia es cosa de bordes

“La realidad se nos presenta en forma de eterno devenir; se
hace o deshace, nunca está hecha”
 Henri Bergson
Cuando la fotografía deja de ser meramente un hecho
descriptivo para comenzar a sugerir, es cuando empiezo a disfrutar.
Pero si se capta la esencia de un lugar,  alrededor de los bordes de una escena, comienzo
a emocionarme porque ese tipo de fotografía tiene ya una licencia, una
identidad visual mayor.
En ello pensaba cuando visionaba ayer, fotografías que David
Alan Harvey
hizo en Cuba.
La Habana 1998 © David Alan Harvey
La Habana 1998 © David Alan Harvey
A mi entender, transmiten  la esencia (desde el singular punto de vista
del fotógrafo)  en un magistral dominio de exclusión en la composición,  en plan sugerir.
La Habana 1998 © David Alan Harvey
La Habana 1998 © David Alan Harvey
Y siguiendo con Cuba, también visioné algunas imágenes de
Ernesto Bazán que sirven para seguir un poco más con esta idea, fundamental de
composición.
© Ernesto Bazán
© Ernesto Bazán
Composiciones sugerentes que, desde mi óptica,  no pasan indiferentes al observador y lo estimulan a participar activamente en la lectura de imagen.
© Ernesto Bazán
Allí, en esa retroalimentación con quien observa,  se recrea la socialización que la buena fotografía posee y que también:  emociona y crea imaginarios de ese entorno
que el fotógrafo recorta en un rectángulo.
© Ernesto Bazán
Por eso, y como si se tratara de un mantra:  prestar  atención a lo que pasa en los bordes, radica buena parte del poder latente que tiene una imagen.
Como decía Navia, la fotografía es una cuestión técnica.
Pero utilizar los dispositivos fotográficos con la sensibilidad e interés adecuado es crucial para excluir elementos, o para darle
importancia e interaccionar en ciertas formas, en ciertos colores, en ciertas
líneas que,  al fin y al cabo, tienen que
ver con la construcción de la imagen. Y si lo pensamos desde el marco, desde el
borde, vamos por buen camino.
Hasta pronto!

Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!

Acerca de marcelocaballero

Marcelo Caballero. Fotógrafo
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La esencia es cosa de bordes

  1. Muchas veces es mejor no mostrar todo, dejar que trabaje la imaginación del observador, como bien has expuesto.
    Y pasar por alto las críticas de quienes sufren cuando ven algo cortado 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *