La sombra de la mirada

 

Fotografía © Constantine Manos. USA 2010

Una impresión….Para mi, de entrada, es un paisaje que huye, la esquina de una calle melancólica, con la sombra de un árbol que no se ve” Émile Zola


 

Fotografía ©Julia Coddington

El secreto de esto se encuentra en una ciencia absolutamente nueva, la manera de cortar los cuadros, que da al marco todo el encanto de un límite meramente imaginario, como al abarcar de una ojeada una escena enmarcada por las manos, o al menos todo lo que de ello se juzgue digno de preservarse. Éste es el cuadro, y la función del marco es aislarlo; aunque soy consciente de que esto va contra el prejuicio. Por ejemplo, ¿qué necesidad hay de representar este brazo, este sombrero, o aquella orilla de un río, si pertenecen a alguien o a algo exterior al cuadro?” Stéphane Mallarmé


 

Fotografía © André Kertész. París 1927             /                1981 de su último trabajo “Polaroid Serie”

Hay más enigmas en la sombra que un hombre que camina al sol que en todas las religiones pasadas, presentes y futurasGiorgio De Chirico


 

 

Fotografía © Carlos Pérez Siquier

Érase una vez un amigo de mayor edad, de los que me quedan todavía, que me hablaba del inexorable paso del tiempo y argumentaba que siempre estaría vivo mientras pudiera ver proyectada su propia sombra, que se volvería invisible en el momento que yaciera y la cubriera con su cuerpoCarlos Pérez Siquier


 

Fotografía © Lee Friedlander. Louisiana, 1968

Tú no ves lo que eres sino su sombra” Rabindranath Tagore


 

Fotografía © Marcelo Caballero. Cadaqués, 2011

No son las personas quienes configuran el retrato urbano; sino la presencia, incierta y espectral, de su sombra, que promete otra realidad que no vemos. Una ciudad construida como un palimpsesto de elementos a caballo entre el misterio y un cierto platonismoCristina Masanés

Hasta pronto!

Acerca de marcelocaballero

Marcelo Caballero. Fotógrafo
Esta entrada fue publicada en FOTOGRAFÍA, literatura, pintura fotografía, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *