Lo público y privado en Mark Cohen

A principios de los ’80 del siglo pasado, el cineasta
Michael Engler realizó documentales para la televisión alemana que mostraban el
trabajo de algunos de los grandes fotógrafos documentales americanos de ese
entonces.
Y así nació la serie Fotografía Contemporánea en América que
incluye capítulos dedicados  a Harry
Callahan, Mark Cohen, Robert Frank, Joel Meyerowitz, Sthepen Shore, Garry
Winogrand, Duane Michals, Ralph Gibson entre otros.
De todos ellos, me interesó el
reportaje que el cineasta alemán le realizó a Mark Cohen porque toca un tema de mucha actualidad y produce grandes controversias: el derecho a la privacidad.
De su libro Grimm Street © Mark Cohen
 Realizado en 1982, el video cobra una notoria actualidad por  la forma en que el fotógrafo
interacciona con la gente en los espacios públicos.
De su libro Grimm Street © Mark Cohen
La comparación con el hoy es inevitable. Hace una semana,
Lens, el blog del New York Times publicó una nota titulada Protecting the right to photograph, or not to be photographed  que habla sobre el derecho a la privacidad en los actuales espacios públicos. En esa nota, Nick Turpin
(In-Public) señala que en París, los peatones en general no quieren salir en
las fotos.  Parece que en Francia , los
fotógrafos de calle comienzan a ser vistos como una amenaza.  Y también se habla que las cosas se pondrán difíciles
en Gran Bretaña y también en los Estados Unidos. Les recomiendo que lean la nota.
De su libro Grimm Street © Mark Cohen
Por eso, el video de Mark Cohen estimula al debate, a la
eterna discusión de lo que es privado o que es público en la calle que, al fin y al cabo,  pertenece a la ciudadanía de cualquier ciudad del mundo.
Hasta el miércoles!

Acerca de marcelocaballero

Marcelo Caballero. Fotógrafo
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Lo público y privado en Mark Cohen

  1. Luisa dijo:

    Es increíble, la gente ni se inmuta. Aquí en Madrid vas por la calle fotografiando de esa guisa y te corren a gorrazos.

    La última foto, la rodilla de la niña con su sombra, es fantástica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *