Espacios invisibles

“Dice la verdad quien dice la sombra” Paul Celán
Existen espacios en la ciudad que parecen abandonados,
estériles, sin utilización;  a lo que, el arquitecto catalán Ignasi de Solá-Morales,  los
denomina con el término francés “terrain vague”.
Barcelona
Y, lo que más me interesa,  le otorga una misión importante a los
fotógrafos urbanos contemporáneos en la documentación visual de esos lugares
vacíos, invisibles a la dinámica económica.
Barcelona
“Los espacios vacíos, abandonados – señala el arquitecto –  en los que ya han sucedido una serie de
acontecimientos parecen subyugar el ojo  de los fotógrafos urbanos”.   Esta frase de Solà-Morales no es anecdótica. Todo lo contrario. Refleja, desde su perspectiva, la evolución en los relatos visuales
construídos por los fotógrafos de calle a lo largo del siglo XX.
Henri Cartier Bresson
Desde la Segunda
Guerra Mundial prevalecen las fotografías humanistas con personajes anónimos en
paisajes “carentes de grandilocuencia arquitectónica”.
© Robert Frank
Luego se pasa a la
lectura visual existencialista de la ciudad y del paisaje, en el desarrollo y
en el subdesarrollo y pone como gran ejemplo a Robert Frank y sus americanos. Y
finalmente se centra en las ciudades a partir de los ’70 del siglo pasado. Y,
de alguna manera, concuerda, con la llegada de la madurez de la fotografía de
calle con Winogrand, Meyerowitz, Friedlander y compañía.
© Lee Friedlander
Barcelona © Manolo Laguillo
 “Son los lugares
urbanos, que queremos denominar con la expresión francesa “terrain vague” los
que parecen convertirse en fascinantes puntos de atención, en los indicios más
solventes para poder referirse a la ciudad, para indicar con la imagen lo
que las ciudades son, la experiencia que tenemos de ella”.
Vic
Y se plantea unas preguntas que pueden ser interrogantes
fértiles del fotógrafo urbano actual para desarrollar proyectos. “¿Por qué
urbano parece visualizarse de manera primordial en este tipo de paisajes?”.
“¿Por qué ya no cabe en el ojo del fotógrafo exigente la
apoteosis de los objetos ni la contundencia formal de los volúmnes construidos
ni los trazados geométricos de las grandes infrasestructuras que construyen los
tejidos de la metrópoli?”.
“¿ Por qué hay una sensibilidad paisajista, ilimitada por
tanto, hacia esta naturaleza artificial poblada de sorpresas, de límites
imprecisos, carente de formas fuertes que representen el poder?”.
Estación de trenes Sant Jordi Desvalls (Girona)

Las imágenes fotográficas  del terrain vague– señala Solá Morales en su
libro Territorios (Gustavo Gilli 2002)- se convierten de este modo en indicios
territoriales de la extrañeza, y los problemas estéticos y éticos que envuelven
la problemática de la vida social contemporánea”.
Hasta pronto!

Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!

Acerca de marcelocaballero

Marcelo Caballero. Fotógrafo
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *