¿2011: el año de la fotografía de calle?

Esa es la pregunta que me hago yo, luego de leer con detenimiento la nota que salió unos días atrás en el portal inglés Londonist.
Lo objetivo de todo ello es que los editores de esa página lo afirmaron y yo, como verán en el título, lo dejo en signo de interrogación.
¿Porqué?
Por la sencilla razón que cada cultura (en este caso a través de sus fotógrafos) tiene una maduración diferente para opinar, criticar o reivindicar su espacio público que, a priori, es un lugar social perteneciente a la gente. Cada cultura tiene su mirada, una perspectiva propia.
En ese sentido, los fotógrafos que vivimos en el sur de Europa o América Latina tenemos, a mi entender, una visión que difiere de la anglosajona ya que los significados o símbolos culturales son diferentes . Y eso lo digo, muy a pesar que casi todos los grandes referentes fotográficos que se hicieron conocer a través de este subgénero documental proceden de culturas anglosajonas.
Y a mi me da la sensación (estoy convencido) que aquí hay excelentes fotógrafos de calle que no tienen aún su espacio colectivo. Y, a esto se le debe sumar el poco debate sobre el uso de los espacios públicos en nuestra sociedad.
Y, por ende, el fotógrafo de calle debe buscar su lugar en el mundo con sus propias miradas.
De cualquier manera, todo ello me hace pensar que en Inglaterra, Alemania o EEUU, los “street photographers” tienen condiciones más favorables (políticas, sociales y legislativas) que en otras partes para realizar sus prácticas fotográficas espontáneas que emergen como una denuncia frente al formalismo del sistema y tienen eco a nivel institucional.


© Nils Jorgensen

Investigué un poco por Internet y encontré una avalancha de festivales, concursos, exposiciones, bibliotecas on line y sitios como Gallery Photographers que avalan todo lo que estoy explicando y alimentan el gran auge de la fotografía de calle en los países del norte.

Por ejemplo,  en Derby (Inglaterra) en marzo próximo se va a realizar el Festival Internacional de Fotografía titulado Formato, totalmente dedicado a la fotografía de calle.


© Wallace Dougie

Otra importante. En julio próximo en Londres se organiza el festival londinense de fotografía de calle que contará con el apoyo de la Biblioteca Británica o la National Portrait Gallery, entre otros.


Los organizadores de este Festival se presentan como un espacio que dará vida a la fotografía en  Inglaterra. “El festival proporciona una plataforma para el diálogo en torno a la fotografía de calle, elevar el perfil de fotógrafos y su trabajo. En el clima paranoico de hoy, la legislación anti – terrorista amenaza con perturbar a los fotógrafos que trabajan en espacios públicos por lo que es más vital que nunca para defender y celebrar el género”.
Still Alive, la directora del Festival anuncia a través de su blog que hay un concurso con premios importantes para los fotógrafos de calle. Los interesados pueden observar las bases pinchando aquí.

En fin, el debate está abierto y la incertidumbre y las certeza sobre todo ello también. Hasta pronto!!



Acerca de marcelocaballero

Marcelo Caballero. Fotógrafo
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a ¿2011: el año de la fotografía de calle?

  1. Anónimo dijo:

    Me animo a diferir un poco de este análisis. Esta explosión de fotografía de calle coincide sin duda con un momento en el que la práctica de la fotografía en público está precisamente más reprimida que nunca en estos países: cámaras de vigilancia por doquier, zonas de exclusión fotográfica (como en el centro financiero de Canary Wharf en Londres o nudos de transporte urbano) y leyes de copyright sobre edificios y la inclusión de personas sin su permiso explícito.

    Junto a estas medidas que restringen el uso de la fotografía la revolución digital ha puesto una cámara en las manos de muchos nuevos aficionados que ahora demandan no solo su práctica en público sino también acceso a los centros y eventos oficiales de diseminación de la obra fotográfica. Flickr ya no es suficiente y en ese contexto se explican las críticas que se vierten sobre las galerías y salas de exposiciones de fotografía contemporánea que excluyen sin piedad este género anclado en la estética del momento decisivo.

    No creo, por último, que el término "cultura" sea adecuado para explicar estas divergencias entre estas "potencias" fotográficas y España. El hecho es que nuestras convenciones estéticas, como país periférico que somos, estarán siempre a rebufo de los que se hace en estos países. Es algo lógico y natural. No se trata de cultura en el sentido más etnográfico del término o como un proceso histórico de "civilización" sino, me temo yo, la pura y dura ley del mercado y de cierto oportunismo institucional en este caso.

    Qué puede haber mejor que un festival de fotografía de calle para encontrar sponsors entre las compañías de cámaras digitales y memorias flash?

  2. Cada entrada tuya Marcelo , no es solo tu opinion sobre el tema , sino una ventana a un monton de enlaces e informacion . Un gran articulo , si señor .

  3. Gracias por tu aporte, Anónimo. Difiere de mi perspectiva pero también es válida. Es otra forma de mirar las cosas. Me habría gustado saber tu nombre..un abrazo!!

  4. Gracias Angel, creo haber encontrado una gran complicidad contigo. Eso es bueno. Un abrazo

  5. Rafa Badia dijo:

    Convendría, Anónimo, tirar de hemeroteca para comprobar la primera afirmación que haces: no estoy seguro de que en los años 70 y 80', con los atentados del IRA en Londres, no se aplicaran medidas similares.
    Tal vez tienes razón y se va en retroceso:la ciudadanía pierde espacio social en tanto que aumenta su control con cámaras de vigilancia; pero se restringe su derecho a la toma espontánea de imágenes en espacios públicos.

    En todo caso, coincido contigo que nunca, como ahora, se ha mercantilizado tanto la imagen, con la prohibición de fotografiar edificios, comercios etcétera, blindados por la "imagen registrada". En Francia se llevan la palma este aspecto -así como en el celo de la protección de la imagen de las personas-. Por ejemplo, no se pueden publicar fotos nocturnas de la torre Eiffel, ya que la iluminación tiene derechos de imagen, que corresponden al autor de la misma.

    No coincido con Anónimo cuando afirma que la foto de calle es un "genero anclado en el instante decisivo", con la connotación negativa, de anacronismo que ello conlleva. Me recuerda un poco al discurso postmoderno de la fotografía dentro del ámbito del arte contemporáneo, que tiende a denostar la imagen como documento de un lugar y un tiempo.

    Aunque si bien es cierto que la fotografía de calle tiende a caer en ciertos clichés -como, por ejemplo, la búsqueda obsesiva del elemento cómico-; también es verdad que su carácter espontáneo y fresco es muy de agradecer en un panorama fotográfico donde prima una imagen hierática de gran formato,desposdeida del elemento lúdico.
    Habrá que distinguir, eso sí, entre lo que es un trabajo "callejero" serio, de la compulsión fotográfica de aficionados enfebrecidos en salidas tipo "gincanas" o concursos de fiesta mayor.

    Respecto al tema de España, si es potencia o colonia cultural, si aporta nuevas ideas o si va a rebufo, me temo que se trata de un debate no sólo relativo a la fotografía, sino a la totalidad del espacio cultural. En todo caso, creo que nuestro país no hace mal aporte de nombres, al menos en lo que a fotografía documental se refiere.

  6. Estas en lo cierto, Rafa. La fotografía no es un elemento estanco. Todo lo contrario, está inmerso en un espacio cultural que necesita un cambio y replantearse el uso de los espacios públicos como un espacio democrático y que pertenece a la gente.
    No importa si un país es potencia o no. la cultura no necesita esas etiquetas que pertenecen a un discurso economista.
    Cada cultura tiene sus bemoles y nada más y se la debe apreciar así y todos estamos insertos en su dinámica.
    En lo que a mi me concierne, aquí tenemos bastante material humano en fotografía documental que vale la pena conocer. Y están bien insertos en su cultura y ponen su granito de arena en relación al debate de que es lo público y como se lo debe usar de una forma lúdica y pacífica.

  7. creo que el comentario debía ir aquí…
    un abrazo
    espléndida foto la de Jorgensen

  8. Seguro, Dante. A mi tambien me gusta mucho Jorgensen, creo que su trabajo tiene consistencia en estética y en valor documental.
    Gracias por pasarte por aquí!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *